Celebrar la Primera Comunión

340
primera comunion

¿Qué es la Primera Comunión?

Después del bautismo, celebrar la Primera Comunión es la fiesta religiosa más importante en la vida de todo niño católico. Este evento solía limitarse a asistir a ferias y entregar estampillas a amigos y familiares, pero con el tiempo se ha convertido en un evento social que requiere los mismos pasos y componentes de preparación que un cumpleaños.

¿Qué se necesita para realizar la Primera Comunión?

Para poder celebrar la Primera Comunión se deben tener en cuenta varias condiciones para poder llevarla a cabo:

Bautismo

Ante todo es necesario haber recibido el Bautismo, que es el primer sacramento de la iniciación cristiana y es indispensable para nuestra salvación. De hecho, desde este momento comienza la preparación para la Comunión.

En el bautismo somos limpiados del pecado original y, por tanto, recibimos la gracia santificante, nos convertimos en hijos de Dios, miembros de la Iglesia y templos del Espíritu Santo.

A partir de ese momento, los padres cuidan este encuentro personal con Jesús en su vida cotidiana. Así se forman para recibir la Primera Comunión hasta el catecismo, que es particularmente importante preparado durante varios años.

Catequesis

La catequesis suele durar dos o tres años durante los cuales se les enseñan las verdades básicas de la fe católica, así como la oración básica y el significado de los sacramentos.

Se les explica para que de diversas maneras comprendan y asimilen el significado del misterio de Cristo y lo acepten con fe y devoción.

Están capacitados para comprender la importancia de la preparación espiritual antes de recibir este sacramento. Los catequistas y el sacerdote ayudan a los padres comprometiéndose en la educación de sus hijos en la fe.

Confesión

Para recibir a Jesús en la Eucaristía, es necesario preparar a los niños para el sacramento de la confesión.

Enséñale que este sacramento es un encuentro con la misericordia de Dios, por la cual nos perdona, mediante la absolución del sacerdote, todos los pecados cometidos después del bautismo.

Se le informará de los pasos necesarios para esta confesión de la siguiente manera:

  1. Examen de conciencia.
  2. Arrepentimiento de los pecados.
  3. Propósito de enmienda.
  4. Decir los pecados al sacerdote.
  5. Cumplir la penitencia.

Cumplir con la penitencia

Enséñeles y ayúdeles a ver la fealdad del pecado, la importancia del arrepentimiento, la intención de no caer en estos errores y el efecto de contarle al sacerdote todos sus pecados aun cuando tengan vergüenza.
Subrayad la importancia de esta primera confesión y comunión, que abre un camino para nuestra vida en amistad con Jesús. Es importante que la vida del cristiano permanezca en esta fidelidad.

No te pierdas

¿Cuándo celebrar la Primera Comunión? 

La Iglesia Católica recomienda que los niños tengan el conocimiento suficiente y un uso juicioso para hacer su Primera Comunión. Esta celebración se suele efectuar entre niños de entre 7 y 12 años.

Vestimenta

Dependiendo de la comunidad en la que se desarrolle la ceremonia, serán más o menos exigentes con la vestimenta de los niños.
Algunas dejan las modelos completamente libres, siempre en blanco, otras, para evitar competencia entre los participantes, piden a las niñas que utilicen un disfraz de monja y una sotana para los niños.
Comida y bebida

La Primera Comunión suele tener lugar por la mañana, por lo que el brunch o el almuerzo es la forma ideal de compartir este momento especial con amigos y familiares.

Si opta por un brunch (un refrigerio que se ofrece después del desayuno, pero antes del almuerzo) como una fiesta infantil, es mejor servir sándwiches simples que los invitados puedan manejar fácilmente.

El pan, la fruta, la mermelada, los zumos naturales, el yogur, el queso, los huevos, los embutidos, las empanadas dulces y saladas no deben faltar en la mesa.

A la hora del almuerzo se podrían preparar platos más elaborados como pastelones, arroces variados, una barbacoa o simplemente la comida favorita del celebrante.


Te puede interesar

Vestidos de novia para boda


Decoración Primera Comunión

Aunque el blanco es el color que define la Primera Comunión, decorar el evento no tiene por qué ser aburrido. La combinación de detalles que resaltan todo harán que se vea más bella la decoración.

Utiliza réplicas de copas de oro llenas de malvaviscos de colores o arreglos de globos de helio dorados y plateados atados con una cinta de color púrpura oscuro como piezas centrales.
Además de los globos, también puedes emplear flores naturales como complemento.
Si el lugar de la recepción lo permite, integra velas aromáticas, la vainilla es perfecta para la ocasión.

Pasteles de Primera Comunión

Por lo general, para celebrar la Primera Comunión con pasteles se representan elementos alegóricos del sacramento a festejar, siendo el más común una Biblia abierta. Opta por un racimo de uvas sobre una tarta blanca, un cáliz, una cruz o espigas de trigo, que son las tapas más populares.

Recuerdos de Primera Comunión

Los padres suelen pedir recordatorios que incluyan la fecha de la Primera Comunión, el nombre del niño y una foto o dibujo religioso sobre el tema.

Detalles como una figurita de porcelana o almendras confitadas también son un clásico. Prepara un punto para colocar los obsequios o regalos.

No olvides las fotos y el video de la celebración, pues tal como en los cumpleaños, la composición musical es otro elemento a considerar.

Preparemos la celebración de la Primera Comunión, sin excesos, no olvides que el niño debe disfrutar de su unión fiel con Cristo.

• Imagen principal de esta publicación creada con gráficos de Freekpik